domingo, 29 de abril de 2007

¿Hasta cuando pedimos permiso?



En nuestro Chile, cada persona conoce o establece para sí, un concepto propio y abstracto de lo que considera un Derecho, no existe uniformidad acerca de lo significa en el ideario colectivo.

La Real Academia de la Lengua Española, da mas de 20 definiciones, de las cuales se distinguen algunas como la facultad del ser humano para hacer legítimamente lo que conduce a los fines de su vida; facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en nuestro favor, lo que el dueño de una cosa nos permite en ella; acción que se tiene una persona o una cosa; Justicia, razón; conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva; entre otras variadas y de diversas índoles.

En la actualidad, luego de encontrarnos con la imposibilidad de uniformar que significa un derecho para cada uno, nos encontramos con la paradoja de que si podemos establecer la existencia de derechos ciudadanos o comunes a todos, y considerados como mínimos para conseguir una sociedad que cubra las necesidades y anhelos de sus ciudadanos.

De acuerdo a una encuesta realizada el año 2006 por la Corporación Genera, sobre un grupo seleccionado por sectores socioeconómicos, nos otorga una visión general de la importancia de algunos factores o realidades que la población percibe como derechos ciudadanos, los cual nos otorga el siguiente esquema:

1.- Salud.
2.- Seguridad social y protección (Tranquilidad y calma; vivienda)
3.- Trabajo
4.- Educación
5.- Igualdad (Incluye votar y elegir)
6.- Derechos Humanos o fundamentales
7.- Justicia
8.- Familia.

A grandes rasgos se nos aparecen las consideraciones de la ciudadanía acerca de lo que ellos consideran como Derechos ciudadanos o necesidades básicas.

Además se establece la pregunta del respeto a los derechos de las personas en el país, a lo cual se responde que un 77% de los encuestados declara no estar conforme en nada o muy poco con el respeto de los derechos de las personas.

Estos son los indicadores que deben movernos en la construcción de una visión como juventud a cerca de los temas planteados y del grado de aceptación que posee en la comunidad cada espectro.


Declaramos sentir la obligación absoluta de buscar la sintonía del sector etáreo que nos convoca como primera prioridad, es decir, personas entre 14 y 29 años, pero además, buscar la correcta simbiosis de los intereses de este grupo con los de la sociedad plena, puesto que sería inverosímil buscar la realización de las inquietudes y deseos de la Juventud como tal, sin considerar las extensiones de esta.

La Juventud del Partido Por la Democracia, por tanto, como un cuerpo ligado a los deseos y necesidades de las personas, buscará en primer término plantear inquietudes, establecer diálogos y discusiones, para finalmente, solucionar los problemas del sector al cual su nombre representa, más, en ningún caso buscará excluir los temas a los cuales se refiere el fin último de este conglomerado político al igual que la Constitución Política de nuestro País, tender hacia el Bien Común.

Es responsabilidad de nuestra Juventud, representar independiente de la condición socioeconómica, identificación ideológica, costumbres u otro hecho social que influya en el desarrollo de las personas en su conjunto, nuestra Juventud debe tender a la interpretación de los deseos o Derechos Ciudadanos insatisfechos, para luego implementar políticas adecuadas y transversales de acción en las diversas áreas que la sociedad identifica como insatisfacciones.

Luego de realizado este ejercicio, la Juventud del Partido Por la Democracia, debe establecer en cuales de estas insatisfacciones debe cifrarse el esfuerzo de buscar cambios en la ejecución social de conductas para la consecución de Derechos ciudadanos correspondientes al grupo etáreo que representamos.

Un buen borrador para comenzar a pensar en formas de solución de estas insatisfacciones, viene dado por nuestra Carta fundamental, la cual a través de su Artículo 19 nos otorga derechos establecidos y los cuales debemos buscar solucionar. Así, debemos considerar los siguientes puntos de partida, estableciendo cuatro grandes grupos de Derechos Juveniles:

1.- El Derecho A la Vida y a la integridad física (Artículo 19 nº 1): donde se incluyen también, el Derecho a la Salud (Artículo 19 nº 9) y a la Seguridad Social.

2.- Las Igualdades:

a) Ante la Ley (Artículo 19 nº 2).
b) Ante la Justicia (Artículo 19 nº 3)
c) Derecho a Defensa.
d) Legalidad del Tribunal.
e) Legalidad del Juzgamiento (Artículo 19 nº 5)

3.- Las libertades:

a) Libertad y Seguridad Personal (Artículo 19 nº 7)
b) Libertad de Conciencia y Religión (Artículo 19 nº 6)
c) Libertad de Opinión e Información (Artículo 19 nº 12)
d) Libertad de Reunión (Artículo 19 nº 13)
e) Libertad de Asociación (Artículo 19 nº 15)
f) Libertad de Enseñanza y Derecho a la Educación (Artículo 19 nº 10 y 11)
g) Libertad de Trabajo Y Protección (Artículo 19 nº 16)
h) Derecho a Sindicarse (Artículo 19 nº 19)
i) Libertad para el ejercicio de actividades económicas (Artículo 19 nº 21 y 22)

4.- Nacionalidad y Ciudadanía:

a) Quienes son chilenos (Artículo 10)
b) Como se pierde la Nacionalidad (Artículo 11)
c) Quienes son ciudadanos (Artículo 13)
d) Cómo se pierde la calidad de Ciudadano (Artículo 17)
e) Como se pierde el Derecho a Sufragio(Artículo 16)


Son estas las bases que nos deben llevar e inspirar a conseguir propuestas que solucionen las inquietudes de la población Juvenil y atacar temas que se encuentran pendientes.

La Participación Juvenil como ciudadanos a través de la Inscripción Automática y el Voto Voluntario, la Flexibilidad Laboral y el Trabajo de los menores de edad, el acceso a una Educación de calidad para todos, el rol de la Juventud en las Políticas Públicas, el Servicio Militar Voluntario, la Responsabilidad Penal Juvenil, son preguntas que debemos responder y mostrar a cada joven de nuestro Chile, como un compromiso personal de nuestra Juventud, con cada uno de ellos.

Definiremos formas, criterios y modus operandis, respetando nuestra calidad de sociedad democrática, pero dejando en claro que la Juventud de nuestra patria merece respeto y espacios que hasta ahora nos han sido esquivos, demostrando que la responsabilidad que nos cabe en el Chile de hoy , no es mas grande que la que tuvimos ayer, sino que estamos maduros y con la rebeldía que debiese caracterizarnos para enfrentar sin tapujos y nuestras plumas afiladas, el devenir que debemos visualizar cuando ya se hayan ido las promesas incumplidas y las energías que tenemos ahora se nos muestren exiguas.




Dusan Marinovic Millán
Secretario Nacional de Derechos Juveniles
Juventud del Partido Por la Democracia

4 comentarios:

Tamara dijo...

Dusannn esta buenisimo el Blog...se q ue donde esteslo haras bien..asi que a darle por lo que crees justo!!!

cualkier cosa q te pueda ayudar no olvides a esta chilena loca q anda gozando por las Europas!!!..jejej

besos desde Valencia!!!
Tammy...simplemente TammY!!!

Felipe dijo...

Que decir... me parece fabuloso, creo que esres el idoneo en el cargo, eres muy capaz y creo que en esta le das en clavo... y recuerda que aca esta tu amigo y psicologo incondicional que lo apoyara hasta la muerte.
Suerte en este proyecto que se que le ira bien igual que con toadas las cosas donde haz puesto tu mano.
Saludos

Daniela Catrileo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniela Catrileo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.